Si estás leyendo esto, probablemente eres de los abuelos que no faltan a la cita semanal con sus nietos y la ansiada paga (¡como muchos padres con sus hijos!). Os invitamos a realizar una reflexión respecto a las diferentes maneras de gestionar esa pequeña cantidad de dinero. Cómo un euro puede llegar a crecer desde el nacimiento de nuestro querido nieto hasta su llegada a la Universidad. La paga se puede considerar también, el primer paso de un futuro plan de ahorro.

Es bien conocido que las entidades bancarias ofrecen hoy día unos rendimientos muy bajos a los depósitos y cuentas de ahorro. Pero si hay un factor que afecta de manera muy positiva en las fórmulas de cálculo de intereses, es el tiempo. Muchos abuelos cumplen de manera estricta con el ritual de la paga y es importante valorar cómo gestionar la elevada cantidad de dinero que con los años, estaremos aportando al futuro de esos “pequeñuelos”. Vamos a ilustrar unos ejemplos muy simples, prescindiendo de impuestos y otros detalles que debes tener en cuenta y consultar con tu asesor financiero o banco habitual.

Supongamos que regalamos a nuestro nieto 100 Eur para su cumpleaños, depositados en una cuenta bancaria con un interés del 1%, para que los retire su madre al cabo de 1 año.

En este caso, dado que el montante inicial de 100 Eur ha estado generando rendimiento tan solo 1 año, el resultado final obtenido será 1 Eur de interés, convirtiendo los 100 Eur iniciales en 101 Eur. Es un cálculo absurdo, pero nos ayudará en la comparación con el siguiente supuesto.

ahorro-creciente

Ahora imaginemos que tenemos la costumbre de obsequiar a nuestro nieto con 100 Eur cada cumpleaños, y queremos hacerlo hasta sus 20 años, pensando en que los pueda ahorrar para la universidad donde los gastos se disparan.

Si hiciéramos esto a través de un producto bancario específico y sin riesgo, y fuéramos acumulando el importe en una cuenta de ahorro durante esos 20 años, al 1% de interés … ¿Qué importe resultante obtendríamos después de dos décadas? Aquí está la clave : los primeros 100 Eur depositados, habrán generado también 1 Eur de interés al cabo de un año, como en el supuesto anterior, PERO … se convertirán en 101 Eur e irán incrementando ¡durante los próximos 19 años! … hasta acabar nuestro plan de ahorro de 20. Seguidamente, los 100 Eur depositados en el segundo año, serán productivos durante 19 años y así consecutivamente.

Y para acabar, si dejamos en esa misma cuenta y con periodicidad anual, trimestral o mensual, los intereses que están generando nuestras aportaciones, este importe se irá sumando al capital aportado, generando también rendimiento adicional durante toda la vida del plan.

universidad-nietos

Haciendo esa aportación de 100 Eur anuales por cada cumpleaños, al cabo de 20 años habremos llegado a generar un total final de 2.345,94 Eur. Los 345,94 Eur son los intereses generados a lo largo del tiempo. Si lo hubiéramos realizado anualmente, como en el primer ejemplo, habríamos conseguido … ¡tan sólo 20 Eur de intereses, 1 Eur cada año!


Tal vez los bancos no tengan muy buena fama pero … seamos listos. Si lo que queremos es realmente generar un ahorro seguro y creciente para nuestro ser querido, un producto bancario adecuado puede ser la mejor opción frente a una hucha o un sobre encerrado en un cajón al alcance de intrusos.

¡Y si tu nieto ya tiene una edad y quieres que aprenda a gestionar su economía, no dudes en regalarle alguno de estos libros!


Utiliza estos enlaces para aprender más y … ¡hacer tus propios cálculos!


Recuerda compartir y comentar este artículo si te ha parecido interesante. ¡Gracias!

Compartir.

Dejar una Respuesta