Si hay un alimento que ha sufrido de mala reputación en las últimas décadas, es sin duda el huevo. Popularmente el zumo de naranja se asocia a la mejora del resfriado, así como la leche de vaca a la formación de huesos en el crecimiento. Pero comer huevos se ha relacionado con un aumento del colesterol. Los estudios más recientes demuestran que esta asociación es falsa. Estás preocupado por bajar el colesterol y … ¡nada mejor para romper el mito, que estar bien informado!

Parece ser que la culpable de crear la falsa alarma fue la American Heart Association, en base a un estudio datado en 1973. Enmarcado en la guerra del gobierno americano en los años 70 contra las grasas y el colesterol, el informe recomendaba limitar el consumo de huevos a 3 por semana.

Casi 5 décadas han tenido que pasar para que el huevo ocupe el lugar que se merece en nuestra pirámide alimentaria.

Ya en 2013, un estudio liderado por la Universidad de Granada, dentro del programa europeo HELENA llegaba a esta conclusión. Los resultados obtenidos en los adolescentes participantes en el programa, procedentes de 9 países, demostraron que mayor ingesta de huevo no se vinculaba con aumento de colesterol. Todo apuntaba a que las culpables eran más bien las grasas saturadas, presentes por ejemplo en la carne roja o en la bollería industrial.

Un huevo mediano aporta unas 70 calorías y contiene 200 mg de colesterol. Pero tiene más grasas insaturadas que saturadas.

huevo sonriente

Ha sido en 2018, cuando han aparecido nuevas evidencias científicas aún más concluyentes. Podemos bajar el colesterol y disfrutar de una dieta completa. En este estudio cuyo extracto puedes consultar. Llevado a cabo con más de 28.000 participantes, se llegó a la conclusión de que “no existe ninguna asociación clara entre la ingesta de huevos y la disminución o aumento de riesgo cardiovascular”. Este resultado también refuerza un estudio previo, datado en 2013 donde en una muestra de más de 260.000 participantes, ya apuntaba a esta misma conclusión.

Ahora, bien informados, disfrutemos de este saludable y rico alimento, al alcance de todos y suculento en multitud de presentaciones.

¡Con el tiempo, la propia ciencia ha acabado dando la vuelta a la tortilla!


Y si quieres saber más …


Recuerda compartir este artículo si te ha parecido interesante. ¡Gracias!

Compartir.

Comentarios están cerrados.