Es probable que el dolor se haya instalado en tu día a día, convertido en un molesto compañero de viaje. Pero hay cosas que puedes hacer para paliar las incomodidades que te provoca. El masaje es una de ellas y un gran aliado para luchar contra tus dolores crónicos. No es casual que en las últimas décadas se haya convertido en un tratamiento muy extendido y aplicado contra el dolor en pacientes de muy diversas características.


Hay evidencias históricas datadas en Egipto en el año 2.330 a.C., que ya parecían mostrar el uso del masaje aplicado sobre otra persona. También en numerosas antiguas civilizaciones como China, India, Japón, Corea, Roma, Grecia y Mesopotamia. Pero si nos situamos en la actualidad y en nuestro pais, consultando las cifras del Instituto Nacional de Estadística, encontramos un dato muy revelador. En el año 2007, había en España 28.720 Fisioterapeutas colegiados. Pasados tan sólo 10 años, en 2017 la cifra ha crecido espectacularmente hasta los 51.130! Está claro que la creciente cifra está directamente relacionada con un aumento de la demanda. En la actualidad el masaje es una opción al alcance de todos nosotros, relativamente asequible y podemos encontrar un fisioterapeuta titulado muy cerca de nuestro domicilio.


El estudio del Departamento de Kinesiología en la Universidad McMaster de Ontario (Canadá)

Encabezado por el científico Justin Crane, en el año 2012 esta Universidad llevó a cabo un estudio revelador. Una de las conclusiones apuntaba : el masaje disminuye el dolor con los mismos mecanismos biológicos que lo hacen la mayor parte de los analgésicos y acelera la recuperación de los músculos dañados. El estudio fue uno de los primeros que se enfocaba a nivel molecular, tomando incluso biopsias musculares de los participantes. Llegó a comprobar que en apenas diez minutos de masaje se activan sensores bioquímicos que envían señales a las células para reducir la inflamación.

manos-piano

El masaje tiene numerosos efectos sobre nuestro organismo a nivel de la piel, sistema circulatorio, muscular, osteoarticular, digestivo, nervioso y sobre la actividad metabólica.


Ponerse en manos de un profesional y consultar con nuestro médico habitual son pasos que no deberíamos eludir. Pero puede ser de utilidad en el tratamiento de nuestros dolores, contar con ayudas que aplicar nosotros mismos en nuestro hogar. Existen hoy día infinidad de aparatos de masaje que podemos utilizar según nuestra conveniencia y sin tener que desplazarnos. En LaTercera.es, te ayudamos a encontrarlos aquí.


Y si quieres saber más sobre el origen histórico del masaje …


Te invitamos a compartir este artículo. ¡Gracias!

Compartir.

1 comentario

  1. Pingback: Ese dolor crónico no te deja vivir. ¿Seguro que lo has probado todo?

Dejar una Respuesta