Existe la creencia de que se trata únicamente de un problema asociado a la edad. Especialmente en mujeres que han tenido algún parto vaginal a lo largo de su vida. Pero la verdad es que las estadísticas muestran datos reveladores. Aunque no te haya ocurrido, este artículo te puede interesar. Seguro que ya lo imaginas, estamos hablando de … la incontinencia urinaria.

Hay otros factores como la práctica habitual de deportes de alto impacto, la debilidad de la musculatura del suelo pélvico o incluso carga genética hereditaria. Todos ellos pueden derivar en esta problemática. Además, se presentan en edades mucho más tempranas de lo que creemos.

La incontinencia urinaria es la pérdida del control de la vejiga y afecta a las mujeres el doble que a los hombres. Existen dos tipos de incontinencia : la de esfuerzo (o estrés) y la de urgencia (o vejiga hiperactiva). Se trata de un problema embarazoso. Pero el hecho de asumir esta circunstancia como normal y la posibilidad de solucionarla discretamente, por ejemplo con compresas, llevan a muchas mujeres a vivir con esta carga sin buscar soluciones. Grave error, ya que en muchos casos … ¡podría tener fácil solución!

Por suerte, los profesionales de la salud femenina ya hace años que trabajan por la prevención. Conocen la importancia de reforzar la musculatura del suelo pélvico y recomiendan ejercicios que pueden ser de gran ayuda para solucionar o evitar la aparición de la incontinencia : kegel, hipopresivos, etc. Pero están ganando terreno sobretodo los pequeños y discretos dispositivos que puedes utilizar tu misma en tu hogar, para trabajar la musculatura pélvica, por las innumerables ventajas que ofrecen.

mujer-suelo-pelvico

Recuerda compartir y comentar este artículo si te ha parecido interesante. ¡Gracias!

Compartir.

Comentarios están cerrados.